Subscribe Twitter Facebook

lunes, 15 de febrero de 2010

Halo



"Y como no te voy a entender,

si naciste de uno de mis

pensamientos y habitas

en mi cabeza", le dije...


La maestra de tercer grado

puso como prueba de la existencia

de Dios que nadie podía

crear una rosa con el pensamiento,

por lo tanto, debía existir un

creador superior


Y yo respondí que podía crear un hombre

con mis pensamientos y darle vida,

haciéndolo vivir en mi corazón y en mi

cabeza, alimentandose solo de mi amor


Años más tarde el maestro, Lacan,

confirmaría el diagnóstico: Melancolía


Yo y mi psicosis vivimos en una

insana armonía y el hombre que habita

en mi cabeza aún existe...


Y aún se alimenta de mi amor...

2 comentarios:

Mujer pero Sincera dijo...

Sabes que aunque no comente, siempre siempre te leo..

Amo como escribis.

besos Mao, espero verte pronto.

EscamaRoja dijo...

Hacer carne el hombre, a la mujer, al animal, a la sombra...
Tu maestra de tercer garado era... limitada.
Quizas es el hombre que habita en tu cabeza el que lame tus heridas.
Mi mayor devocion a tus palabras mi estimada.
PD: hoy empece la facultad con malcriados y ratas. Y tengo un MP5 berreta nuevo.

Publicar un comentario

 
Powered by Blogger