Subscribe Twitter Facebook

jueves, 28 de octubre de 2010

RR. PP. : Revelaciones Paradójicas


Es sabido que el don de la diplomacia y de saber
hacer relaciones publicas puede transformar a cualquier
mediocre en un "talentoso" de la noche a la mañana.
El talento es relativo, depende de quien mire, y si
las personas "adecuadas" están mirando, puede que
la balanza se incline a nuestro favor. (o no). Depende
el caso.

Según mis amigos yo tengo un don innato para la diplomacia,
aunque no siempre las cosas salen como yo las espero.
He aquí una anécdota que revela que este don puede
ser también traicionero.

Cap 1: Me suelo pasar de energía.

Cuando yo quiero lograr algo, y esto sucede todo el tiempo,
Dios sabe que no escatimo en recursos y estrategias para
lograrlo. El problema es que no suelo elegir bien las estrategias,
ni tengo buen manejo de las intensidades con que las
aplico. Los resultados en consecuencia son paradójicos.

Caso A: Estando yo en un cumpleaños, al que había ido a saludar
a un amigo y de paso (ojo acá) a hacer relacionamientos públicos con
el líder de un conocido grupo de teatro cordobés para poder participar
de sus actividades. Decido yo acercarme a mostrar todas mis
intenciones y dotes artísticos. Venderse como Dios manda. Cuando
al parecer mi energía un poco excesiva relato un mensaje que estaba
lejos (o al menos distante) de mi intención dar.

Mensaje: "Quiero participar de su grupo de teatro, yo le pongo el
pecho a las balas, cuenten conmigo"

Leyose: "Quiero chuparte un poco la chota, le pongo el orto a
cualquier pija, cojeme sin asco".

Preguntose Mao, ¿que paso y en que momento hubo semejante confusión
en el mensaje?? , cuando este señor muy descaradamente y sin chamuyo
previo la invito a dormir a su casa. Relatando a otros amigos, ademas, que
"No daba para nada serio por que era pendeja".
Mierda, puta y pendeja! Dos halagos en la misma noche!.

Esto revelome que no solo no sirvo para las relaciones publicas, sino que
ademas no estoy pudiendo comunicar mis intenciones claramente.

¿Por que sera que para llegar a donde queremos siempre debemos
hacer un rodeo??
¿Por que sera que siempre ese rodeo nos termina llevando a la cama??

Las paradojas de la comunicación....

Igual yo me consuelo pensando que: NO EXISTE LA MALA PUBLICIDAD,
LO TRÁGICO ES EL ANONIMATO.

Fotografía: Otra vez la genial Ditta!

4 comentarios:

Nini. dijo...

No a los rodeos!!! Los sombreros de cowboy son muy poco glam!!!! ;)

No, en serio, no a los rodeos, y si el norodeo quiere terminar en la cama, y usted lo que quiere es teatro... o no acepte la cama, o teatralice un orgasmo... para dejar bien en claro sus intenciones, mierda, de querer participar de un grupo de teatro.

MAo dijo...

NO, Nina, no a los rodeos, pero si a los Cowboys que algunos estan buenos!.
Teatralizare orgasmo, digno de Oscar o Golden Globe!. DEjare enclaro mi postura aunque deba acostarme con medio mundo! (NO habia entendido nada la mina) :P

ojo dijo...

Más que el porqué, el cómo (digo...)

MAo dijo...

Jajaj Si si, el como es mejor que el por que!

Publicar un comentario

 
Powered by Blogger